sábado, 12 de agosto de 2017

No recordaba que esto se llama amor


(Mujer en la ventana. Balthus)

Disimula el deseo mientras pueda, no entornes los ojos, no te acerques. Desoye su respiración, olvida el movimiento de sus manos, aléjate. Cuida de que las cosas no parezcan tal y como son, engaña y siente que estás equivocada. No te pares a su lado, que tus pasos vayan más deprisa, que se separen de su cadencia al andar, que no sigan la huella. Oscurece el fondo de tu mirada, oculta los resplandores, la respiración agitada de tus pensamientos, guarda todo en el cajón del tiempo que nunca tendrá sitio en estas horas. Busca un motivo para decir que no, para negarlo todo. Advierte que cada día será una lucha, que es un combate ajeno, que está perdido de antemano y que no hay razón para desear la victoria. Despliega tus cabellos y que no te haya caricias que los conviertan en la seda que limpia cada mano. 

Así, de esta manera, te escaparás de todo lo indeciso, nadie sabrá qué eres, dónde miras ni a qué lado de la cama duermes. Así, de esta forma, con el paso del tiempo, quizá puedas reírte de estas horas de insomnio, quizá puedas reírte sin recordar por qué. 

Pero recuerda, esto se llama amor y tú quieres negarlo, ahogarlo, convertirlo en estopa, quemarlo sin piedad, hacer que vuele. Esto se llama amor y tú sabrás, cuando te salves, que el vacío cubrirá ese sitio de ahora y entonces no habrá sino vacío. No recordaba que esto se llama amor y tienes que borrarlo sin que nadie lo impida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realiza tu comentario dentro del respeto y la corrección.